Guía para convertirte en una líder comunitaria

Guía para convertirte en una líder comunitaria

Creemos que nuestro rol en la sociedad siempre ha sido ser un engranaje o ser parte del equipo y no tiene que ser algo malo, sin embargo, rara vez consideramos que podríamos llegar a ocupar una posición de liderazgo en nuestra comunidad.

Hoy queremos que te preguntes: “¿Podría yo ser una líder y aportar algo a mi comunidad?”. Esto es lo que descubrirás en este artículo.

Comencemos por entender ¿qué significa ser una líder comunitaria?

Básicamente, una líder comunitaria es aquella persona que se dedica a influenciar a otros miembros de su comunidad y realizar actividades para mejorar la calidad de vida de todas las personas que pertenecen a esta. 

Esta labor no se realiza de manera “oficial” sino que surge de un impulso o voluntad de unir esfuerzos de manera orgánica para lograr ciertos objetivos dentro del grupo al que pertenece.

Entonces, ¿cuáles son las características de una líder comunitaria?

  • Ser valiente: puedes llegar a enfrentar obstáculos de tipo burocrático o económico, dependiendo de los recursos que necesites para desarrollar los proyectos propuestos a tu comunidad, lo importante es que los confrontes con seguridad y valentía, confíando en el valor que aporta tu trabajo como líder.
  • Ser integra: cuando empiezas a dar los primeros pasos como líder comunitaria, es fundamental que logres ganar la confianza de tus compañeros para llevar a cabo los proyectos que deseas de la mano con estas personas, por esto es importante que todo el tiempo tu discurso sea coherente con tus acciones y actitudes.
  • Ser comprometida: si estás desarrollando un proyecto, o alguien pide tu ayuda en una situación inherente a la comunidad, debes tener la disponibilidad de terminar los proyectos y apoyar a las personas para reforzar la confianza que te brindaron en un principio y que sigan entusiasmados en colaborar con tus propuestas.
  • Ser creativa: existen diferentes formas para solucionar un mismo problema, por eso es importante que mantengas tu mente creativa y en constante actividad, para lograr ver cuál es la manera más óptima y que requiera menos recursos para resolver un problema en tu comunidad.
  • Ser resiliente y flexible: es muy probable que tengas que enfrentar diferentes situaciones que trunquen el desarrollo de tus proyectos con la comunidad, o desvíen el camino marcado desde el principio. Lo importante, es que te permitas aceptar que estos sucesos inesperados pueden pasar, que hagas las paces la situación y continúes navegando los cambios que puedan surgir en el trayecto.
  • Tener buenas habilidades de comunicación: comunicarte de forma efectiva con tu comunidad ayudará a lograr que las pautas de las actividades que se realicen queden claras para todos los participantes, y que no surjan malentendidos que puedan provocar una división en el grupo.
  • Ser empática: hay situaciones que no requieren una intervención directa tuya como líder, sino un ejercicio de escucha activa por tu parte. Pon especial atención a lo que tu comunidad tiene para decirte y sé paciente con los procesos, situaciones o vivencias personales de tus compañeros.

¿Qué se necesita para construir una red comunitaria?

  • Entender a la comunidad y lo que necesita: invita a tu comunidad a participar en un reunión para poder escuchar las necesidades que tienen en el momento, las propuestas que les gustaría presentar o los problemas que que son más importante de  resolver para mejorar la calidad de vida de sus integrantes. De esta manera, lograrás tener un panorama de cómo es tu comunidad, qué factores necesitan una mejora y cuáles son las acciones o actividades prioritarias en el corto plazo.
  • Reconocer quiénes son los actuales líderes de la comunidad: esto es necesario ya que al saber quién genera influencia en la comunidad puedes apoyarte en esa  persona para organizar a los miembros y lograr que las actividades que realices se ejecuten de manera ordenada y coordinada.
  • Formar una cadena de compromisos: de esta manera podrás generar unión en la comunidad y reducir la deserción de los proyectos, ya que tu comunidad se sentirá vinculada a una causa mayor a ellos.
  • Ofrecer ayuda: si conoces de alguna necesidad que haya surgido recientemente en tu comunidad, puedes ofrecer tu apoyo para idear una serie de acciones que le puedan dar solución a esta.

¿Por qué convertirte en una líder comunitaria?

  • Dejar huella en tu comunidad: la labor comunitaria que tú realices podrá beneficiar a personas cercanas a ti, incluyendo tu familia y tus amigos.
  • Crecer como persona: como líder te enfrentarás a diferentes retos y experiencias que cambiarán tu perspectiva en múltiples sentidos, y sobre todo, te darán una capacitación completa de cómo liderar un grupo de personas. Estas habilidades pueden ser muy útiles si en algún momento deseas empezar un emprendimiento o negocio.
  • La demanda del mundo: en muchas comunidades alrededor del mundo se necesita el trabajo de los líderes comunitarios, aquellas personas que permiten mejorar las condiciones de vida de sus miembros. Por esta razón, cuántos más líderes surjan en diferentes comunidades, más beneficios recibirán estas. 

¿Cómo convertirte en una líder comunitaria?

  • Observa a líderes que te inspiren: muchas veces puedes encontrar la inspiración de cómo desarrollar tu camino como líder en las personas que tú admiras, fíjate atentamente en su actuar e integra las actitudes y acciones que encajen con tu personalidad y te ayuden a ser mejor líder.
  • Aprende de una mentora: existen líderes a tu alrededor, como las JETAs, que están dispuestos a enseñarte de primera mano cómo se convirtieron en lo que son ahora, apóyate en ellas para desarrollar las habilidades necesarias para tomar el mismo camino.
  • Edúcate: busca programas y libros de liderazgo que te ayuden a potenciar las capacidades que necesita un líder. Busca siempre instruirte para dar lo mejor de tí en tu comunidad. 


>> Conoce el programa de liderazgo de JUST. Un camino basado en el crecimiento: el personal, el de tu negocio y el de tu comunidad

En conclusión, el liderazgo comunitario traerá múltiples beneficios a tu vida, a tu familia y a tu comunidad. Si decides tomar este rol tan importante para la sociedad, estarás creando un trabajo de valor extraordinario a gran escala. Recuerda que todas podemos ser líderes en nuestra comunidad si nos formamos y potenciamos nuestras habilidades.

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment